Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

En esta oportunidad voy a comentarles sobre mi decisión de amamantar a mis hijos, en estos dos meses que tiene la página abierta al público no lo he comentado, estoy en espera que pronto mis Colaboradores puedan ofrecernos su opinión desde la perspectiva médica y especializada sobre este importante tema.

Me preguntaron recientemente cuál es mis postura frente a la lactancia materna y contesté sin vacilar que me parece la mejor opción para nuestros hijos, la apoyo y recomiendo 100%, es algo natural, que nos permite conectarnos con nuestros bebés de una forma única y que le trae un sin fin de beneficios de salud corporal y psicológica.

No he escuchado al primer Pediatra decir que no debemos amamantar, todo lo contrario, me han recomendado que lo haga, desde el Curso Prenatal que realicé embarazada de mi hijo mayor.

Pero así como nos hablan de las bondades que presenta nuestra leche, nuestra sociedad todavía no está tan acostumbrada a esta tendencia de la Lactancia Exclusiva, sigues escuchando a las abuelas preguntar que cuándo le vas a dar tetero con leche al bebé, que hasta cuando va a estar el bebé pegado, que si vas a amamantar en la calle…

Con mi hijo mayor por motivos de su salud, no pude mantener la lactancia exclusiva los seis primeros meses de vida, al quinto mes por recomendación de su Pediatra y Nutróloga tuve que introducir alimentos semi blandos, pero igual seguí amamantándole por casi 11 meses, es un niño que si bien está siendo atendido por problemas en su desarrollo, es muy sano. Con mi hijo menor tuve la fortuna de ofrecerle lactancia exclusiva hasta los siete meses y medio a libre demanda (cada vez que el bebé quería) y luego introduje alimentos, esto también haciéndole seguimiento con su Pediatra y Nutróloga y es un bebé con excelente talla y peso, tomó pecho hasta casi sus 12 meses de vida. Todo esto nos deja ver que cada bebé es diferente y debemos adaptarnos a todas las situaciones que se presentan.

Cuando amamantas por primera vez tienes muchas expectativas, angustia e inseguridades, pero el apoyo de la pareja y la familia es fundamental, claro, en mi caso cuando escuchaba a gente cercana decir que no debía continuar, no planteaba ningún conflicto pero seguía adelante. En el momento que me tocó amamantar a mi segundo hijo la gente ya sabía cual era mi criterio frente a este tema y nadie opinaba, más bien recibí felicitaciones por hacerlo.

Pienso que las madres que deciden amamantar deben estar conscientes que es fuerte, que al ser de libre demanda, te enfrentas a un gran cansancio y sobre todo cuando tienes otros hijos y una casa qué atender, pero cada vez que recuerdas que es lo mejor para el bebé continuas. Las mamás que sí amamantan de forma exclusiva y desean mantener la lactancia luego de los seis meses no están solas, hay un sin fin de grupos de otras madres y Organizaciones Nacionales e Internacionales que les apoyan y brindan los mejores consejos para que continúen haciéndolo. De igual forma, no juzgo a las mamás que por razones personales o médicas no optan por este tipo de alimentación para sus hijos, cada madre decide cómo puede alimentar a su hijo y eso debe respetarse.

En mi caso, amamanté a mis hijos en cuanto nacieron, a pesar de tenerlos por Cesaria, al primero por un derrame interno masivo que presenté en un ovario a los dos meses de mi primer embarazo y que hizo me practicaran una operación estando embarazada para poder drenar el derrame y salvar mi vida y la de mi hijo no pude optar por un parto natural y la segunda porque mis hijos se llevan menos de 2 años y esto podía significar un riesgo para la cicatriz anterior reciente que tenía mi útero. Tuve leche desde el principio, cosa que dicen no pasa por este tipo de nacimiento.

El sentarme cómoda cuando amamantaba y adoptar todas las técnicas que me recomiendaron los Especialistas, en mi caso mi Instructora del Curso Prenatal y las enfermeras del Centro de Lactancia del la Clínica donde nacieron mis hijos fue crucial, tomar mucho líquido, mantener una buena alimentación balanceada, estar relajada y concentrarme en mi bebé en el momento de su alimentación me permitieron tener éxito y lo considero así porque si bien la información especializada indica que los bebés pueden ser amamantados hasta los dos años, cosa que también respeto y me parece excelente, en mi caso no fue así, pero mis hijos sí fueron amamantados y tanto ellos como yo disfrutamos plenamente de esa maravillosa experiencia.

L. de Ponte

Caracas, Venezuela

ldeponte@mischiquiticos.com

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.