Want create site? With Free visual composer you can do it easy.
  • Aprendiendo desde el hogar

Una de nuestras preocupaciones como padres durante la cuarentena por Covid19, es apoyar a nuestros hijos y en estos momentos conducirlos en el proceso de aprendizaje a distancia, para el cual no estábamos preparados en muchos hogares.

Especialistas en el área educativa refieren que es necesario que como padres nos acoplamos al ritmo de aprendizaje de los hijos y a la vez, nos toca conocer y comprender las herramientas tecnológicas que pueden usarse para facilitar el aprendizaje, lo cual no es tan sencillo, al estar aconstumbrados a servir de apoyo y no llevar el proceso en su totalidad.

Nuestros niños y jóvenes desde pequeños van incluyendo en sus rutinas, de la mano de los padres y cuidadores hábitos de estudio en el hogar, para desarrollar sus asignaciones escolares desde sus primeros años, por lo que están familiarizados con elaborar trabajos y aprender diferentes materias en este ambiente.

Ahora por la pandemia todo ha cambiado, los integrantes de la familia están juntos en un mismo espacio, teniendo diferentes necesidades y preocupaciones, donde el confinamiento y distanciamiento físico afecta el ánimo para que gestionemos distintas acciones. Incluso hay hacerles entender a los niños que no estamos en un período de vacaciones, aunque no están asistiendo a sus clases regulares tenemos que aprender desde casa.

Conceptos como Homeschool y aprendizaje a distancia se hacen más complejos, considerando además que muchos padres no están preparados para tomar la figura de los docentes y los hijos, de comprender que ahora son ellos los que tendrán ese rol, esto le cuesta especialmente a los más pequeños de la casa.

¿Qué podemos hacer como padres o cuidadores?

En vista de todo esto, en mi caso al ser madre de dos niños y estar realizando una especialización en procesos de aprendizaje, comparto algunas opciones que podrían servir para tratar de manejar de forma positiva, este proceso que estamos atravensado:

-La paciencia y empatía deben ser bidireccionales, de padres a hijos y viceversa, estamos aprendiendo juntos

-Establecer una rutina flexible para los hijos, que incluya tiempos para hacer sus deberes escolares, actividades fìsicas y tiempo de ocio, sabiendo que es imposible extrapolar las rutinas que ellos tenían en sus instituciones educativas dentro el hogar

-Conversar con los docentes de nuestros hijos por telefóno, correo 0 si se puede de forma virtual, inicialmente para hacerles consultas, recibir sus consejos y también para que pueden hablar con los niños que tanto les extrañan, podrán alentarles a seguir avanzando en su nuevo proceso educativo. Además, los docentes necesitan el contacto con sus estudiantes

-Tomarnos un tiempo para identificar las necesidades y dificultades que pueden tener nuestros hijos con su proceso de aprendizaje, sabiendo que todos son diferentes y a unos pueden costarles ciertos contenidos más que a otros, sin establecer comparaciones

Conocer y comprender las aplicaciones digitales que se están usando, para apoyarnos con la enseñanza en el hogar. Si conocemos las habilidades de nuestros hijos, podremos utilizar las que más les convengan, algunos serán más visuales y otros más auditivos, cada día iremos descubriendo sus facilidades para aprender

Conversar con otros padres de los grupos de estudio de nuestros hijos, para conocer cómo van y qué estrategias y herramientas tecnológicas están utilizando. Ahora estamos en modo aprendizaje y podemos tanto pedir ayuda como ofrecerla, en los casos a quiénes les esté costando más acoplarse al uso de las tecnologías

– Entender que con tantas personas conectadas a internet al mismo tiempo, para ubicar noticias, trabajar o estudiar, colapsan los sistemas y esto puede interferir también, en el desarrollo de los procesos educativos a distancia

Manejar expectativas reales y ser flexibles, no tiene sentido pretender que los niños tendrán ejecuciones perfectas y sin errores en poco tiempo. La rutina nos ha cambiado a todos, ellos están tratando de aprender sin sus docentes y compañeros, en un ambiente diferete al que están acostumbrados y adaptándose, a todo lo nuevo que van sucediendo dentro y fuera de sus hogares

Organizar la rutina para todos, no sólo estructurar la de los hijos. Los padres en muchos casos deben compartir su tiempo entre sus labores de trabajo (dentro o fuera de casa, dependiendo de sus profesiones u oficios), quehaceres propios del hogar y ahora su rol pedagógico, se necesitan distribuir tareas para que todos puedan colaborar  definir horarios para las mismas.

Tenemos que estar conscientes que necesitamos vivir un día a la vez, aprovechando lo que podamos ir aprendiendo como familia y sociedad.

Lislet Núñez

@webchiquiticos

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.