Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

¿Cómo preparo la casa para la llegada de mi bebé?

Antes de salir de la Clínica o del Hospital deberás haber preparado tu casa, en especial la habitación del bebé, que deberá tener una temperatura templada, libre de implementos que coleccionen polvo, con adecuada iluminación y sin humedad excesiva. Es recomendable que inicialmente la cuna esté ubicada al lado de la cama de sus padres… Además debes abrigarlo bien, sin exagerar, con ropa confortable, suave, nunca  apretada. Debe dormir en posición decúbito dorsal (boca arriba) o de lado.

Ninguna persona que habite o visite el hogar debe presentar enfermedades infectocontagiosas. En general, el hogar debe ser seguro y adecuado, desde el punto de vista higiénico y físico. Idealmente estar en una zona asequible y que permita el traslado rápido del bebé a un centro de salud, de ser necesario.

¿Qué debe comer y cuántas veces?

El médico indicará cual es el mejor alimento para tu bebé recordando que la Lactancia Materna es el mejor alimento para el recién nacido, incluso prematuro. Si tú bebe requiere ser complementado con fortificadores de leche materna o fórmula, debes saber cual proporción, cantidad, intervalo y forma de preparación. Es probable que el médico indique alguna medicación, debes conocer exactamente las dosis, horario y duración del tratamiento.

¿Cuándo lo deben vacunar?

Si tu bebé nació de 29 semanas o menos, el neonatólogo te informará la necesidad de inmunizarlo contra el Virus Sincitial Respiratorio (VSR), siendo muy recomendable cumplir la primera dosis en la semana antes del egreso a casa. Si es de mayor edad de gestación puedes preguntarle a tu médico si tiene indicación de inmunización.

Los padres y adultos que convivan o sean cuidadores del bebé deberán inmunizarse contra la bacteria que produce la tosferina (Bordetella pertusis), a fin de evitar el contagio del recién nacido.

El esquema de vacunas en el prematuro sigue el mismo cronograma recomendado para el recién nacido a término, pero todas las decisiones tendrán que ser tomadas por indicación del médico pediatra de cabecera.

¿Qué exámenes especiales deberán realizarle?

La evaluación oftalmológica del prematuro busca descartar la presencia de Retinopatía del prematuro (ROP), que es una enfermedad que ocurre por el desarrollo anormal de los vasos que nutren la retina por múltiples factores propias del prematuro y es potencialmente grave, porque puede producir la ceguera permanente del bebé.

Todo bebé que al nacer sea de 35 semanas o menos ó pese 1750 gramos o menos, debe ser evaluado por el oftalmólogo (entrenado en la pesquisa de ROP). El momento adecuado para ésta evaluación es la 4ta semana posterior a su nacimiento. Si aún está hospitalizado, se realizará en el centro hospitalario y si ya se encuentra en casa el neonatólogo indicará el lugar de la evaluación.
Es muy importante hacerlo oportunamente, pues en etapas tempranas la ROP no da signos ni síntomas. Las evaluaciones sucesivas y el alta de la consulta de ROP la decidirá el oftalmólogo.  Posteriormente al sexto mes  y al año de edad es prudente la evaluación por un oftalmólogo pediatra, ya que existen otras condiciones tratables que puede presentar el prematuro posteriormente (miopía, glaucoma).

La evaluación auditiva se llevará a cabo mediante una prueba sencilla llamada emisiones otoacústicas que puede efectuarse antes del alta, también puede posponerse para ser realizada a las 2 o 4 semanas después del alta y repetirse a los 3 y 6 meses de edad ó una prueba más especifica (potenciales evocados auditivos de tallo encefálico, impedanciometría) si el Foniatra así lo determina.

El desarrollo psicomotor y pondo-estatural de tu hijo corresponde a su edad post-concepcional o corregida, tomando en cuenta las semanas que faltaron para ser un bebé a termino; no a su edad cronológica.  Puede que antes del alta, le practiquen algún estudio imagenológico, tal como Ecosonograma transfontanelar o Tomografía de cráneo. El neonatólogo decidirá si debe ser evaluado por un neurólogo pediatra.

Es recomendable la inclusión de tu bebé a un Programa de Estimulación Precoz, que incluya valoración fisiátrica y se realice el seguimiento del desarrollo motor, lenguaje, psicosocial y afectivo.

Todas las valoraciones programadas al egreso del bebé buscan anticiparse a la presentación de los problemas más comunes que puede presentar el Prematuro, fundamentalmente para su prevención, diagnóstico y tratamiento oportuno. Pero debemos recordar que cada bebé es un individuo único, de acuerdo a los problemas y evolución que haya tenido durante su hospitalización y evaluaciones sucesivas, podrá requerir otras evaluaciones especiales más complejas, intervención temprana o recursos educativos.

¿A qué signos de alarma debes estar atenta?

Si tu bebé presenta sangrado por el ombligo o cualquier otro sitio, presenta fiebre o hipotermia, está fláccido y el llanto es débil, hay dificultad para comer, presenta quejido constante, cambios en el color de la piel (palidez, color azulado), vómito o llanto irritable, hay ausencia de orina o evacuaciones, presenta dificultad para respirar o pérdida de peso más allá del 15% de su peso al nacer, deberás acudir inmediatamente por ayuda médica especializada.

Es recomendable que establezcas comunicación telefónica con el pediatra, pero no retrasar la consulta a un servicio de urgencias si la situación así lo requiere, antes del egreso a casa es importante aclarar  las dudas.

El nacimiento de un bebé siempre está lleno de expectativas, ilusiones, dudas… Cuando el bebé es prematuro y necesita cuidados especiales, se produce en los padres y todo el grupo familiar un impacto emocional y económico, que implica cambios en la dinámica familiar y puede llevar al agotamiento.  Es necesario apoyarse en la familia, amigos, otros padres que estén pasando o hayan pasado por la misma situación, buscando siempre la información por parte de los médicos tratantes.

¿Cómo te puedes organizar?

Al regresar a casa con el bebé se sugiere realizar un cronograma con las citas programadas, colocar en un lugar visible las indicaciones de medicamentos con dosis y horarios. Escribir tus dudas cuando se presenten, para luego formulárselas a su pediatra en la visita o de ser necesario de forma telefónica; tener a mano los números telefónicos de los médicos e instituciones médicas y mantener estrecho contacto con el equipo de salud, todo lo cual hará mucho más práctico, fácil y llevadero este camino de cuidar a tu hijo prematuro.

Disfruta cada avance de tu bebé, la llegada a casa es un gran triunfo Dra. Hermelinda Rodríguez C.

Fuente de contenido: Hermelinda Rodríguez Cariño

Fuente de imagen: Mischiquiticos.com

Hermelinda Rodríguez Cariño es Médico Cirujano egresada de la (UCLA), Especialista en Pediatría y Puericultura (UCLA), Especialista en Neonatología (UCV). Actualmente es Jefe de Servicio de Neonatología y del Departamento de Pediatría Médica del Hospital Universitario de Pediatría “Dr. Agustín Zubillaga” de Barquisimeto (Venezuela), además asesora del Programa de Prevención de  ROP Venezuela y es miembro de la Cadena de RCP neonatal.

Puedes seguir a la Dra. Hermelinda en redes sociales, en twitter le consigues por @hermerc

Artículos relacionados:

www.mischiquiticos.com/salud-para-bebes/mi-bebe-nacio-antes-de-tiempo

www.mischiquiticos.com/salud-para-bebes/mi-bebe-es-prematuro

www.mischiquiticos.com/salud-embarazadas/nacimiento-pretermino

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.