Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Durante el embarazo tenemos muchas inquietudes, porque es una etapa en la que nos vamos preparando para la maternidad… y es muy importante aprovechar ese período para conectarnos con nuestro bebé.

Los desafíos en la crianza pienso que inician desde esa etapa del embarazo, pensando cómo vamos a orientar a nuestro hijo para que pueda desarrollarse plenamente. Lo ideal es conversar con nuestra pareja, porque podemos tener puntos en común así como aspectos en los que no coincidamos, esos meses pueden servir para hacer acuerdos y prepararnos inlcusive para los cambios que se producirán con la llegada del bebé.

La crianza está relacionada con los valores adquiridos y las expectativas que tenemos para guiar o conducir a los hijos en aspectos importantes de sus vidas, cuando nos convertimos en madres sabemos qué podemos replicar de lo aprendido en el hogar, así como los cambios que realizaremos para adaptarlos a nuestro estilo de criar, inclusive determinar los patrones que no deseamos repetir por considerarlos negativos.

En mi caso, una de las cosas que me ha costado es hacer entender a las personas más cercanas a mi alrededor y que generalmente son las que juzgan mi modo de criar, que acepto mi instinto materno como el mejor aliado para ir modelando la crianza con mis dos pequeños, estableciendo un lazo que me permite entenderlos desde sus necesidades y las mías, desarrollando así una gran empatía y respeto hacia ellos.

Un desafío particular dentro de la crianza de mis hijos, es comprender que cada día que pasa van adquiriendo mayor independencia. Me emociono cuando logran algo nuevo, ver la satisfacción que expresan en sus caritas en el momento que se percatan que pueden hacer algo por ellos mismos, pero internalizar que ya van requiriendo menos apoyo para algunas actividades cotidianas se me hace difícil, además tiendo a ser sobreprotectora y como entiendo que eso no les beneficia, trato de evaluar las situaciones recordando que están creciendo, apresuradamente frente a mis ojos, es ley de vida…

La crianza es un proceso de aprendizaje continuo, todos los días aprendemos y cuando tienes un hijo con una condición especial de salud o desarrollo, todo es diferente… al inicio cuesta mucho aceptar que nuestro pequeño no podrá realizar algunas cosas de la misma forma que el resto, esto me pasa con mi hijo mayor, por eso creo que éste es el desafío dentro de la crianza más complicado que me ha tocado afrontar en mi maternidad, sin lugar a dudas. También descubrí el potencial personal que tenía oculto y afloró cuando me dieron su diagnótico de trastornos del desarrollo no especificado dentro del espectro autista, confirmándome que la resiliencia es un estilo de vida que nos impulsa a avanzar con optimismo, ofreciendo apoyo a los que más lo necesitan, llenándoles de  ánimo, energía y fortaleza.

Lislet de Ponte

Caracas. Venezuela

ldeponte@mischiquiticos.com

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.