Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Según Gubbay (1985) y Hall (1988) el TDC se refiere a las «dificultades de las habilidades del movimiento del niño que no son ocasionadas primariamente por problemas intelectuales, conductuales, sensoriales, motores o neurológicos. Esto quiere decir tan sencillo como que el Niño no sabe cómo manejar su cuerpo, no sabe que hacer por ejemplo ante un tobogán.

En todo caso nos conseguimos con un niño que cualitativamente sus habilidades motoras están en un nivel inferior a un niño típico, cuyas características más relevantes suelen ser:

  • Problemas del aprendizaje motor: Reflexionemos, cuántos niños son hábiles para aprender a utilizar Teléfonos Inteligentes, Tables, Computadoras en general y NO pueden atarse con rapidez el cordón en sus zapatos. Esto se traduce como el No estar seguro de la coordinación y ejecución de los movimientos del cuerpo por ende las actividades de la vida diaria como abrocharse la camisa, introducir la correa o cinturón sin saltarse las trabillas del pantalón, subir y bajar cierres con velocidad son una tarea ardua en éstos niños que finalmente culminan, cansados y peor aún frustrados
  • Problemas del Planeamiento Motor: Existe gran cantidad de niños con gran capacidad e inteligencia para solucionar problemas matemáticos, de lógica pero que por otro lado simplemente no pueden entrar a un laberinto y coordinar su salida de él, además de caer al piso o tropezarse constantemente por el déficit de organización del movimiento. Son aquellos niños con un juego sedentario ya que los deportes como el basket, o el baseball, ameritan de coordinación como driblar, correr y encestar en fracción de segundos. En el caso del baseball atajar y lanzar pelotas para ellos es prácticamente imposible y la reacción más común es decir: «mamá, papá, no deseo asistir más a natación, tennis, basket» o cualquiera que sea el deporte que practique así como todas aquellas actividades que impliquen, correr, saltar, treparse, subirse, bajarse, escalar, lanzarse, pedalear
  • Problemas para la selección y secuenciación del movimiento: El mayor de los problemas presentados en estos niños es en el área escolar donde hay deficiencias en el enfoque, al pizarrón y a la vez al cuaderno para subir la mirada memorizar y trasladar la información al cuaderno escribiendo lo que su maestra ha indicado, hay fallas en la velocidad manual. El niño con TDC se plantea así mismo «Leo de la pizarra, o escribo, ambas acciones NO puedo». La consecuencia es llegar a casa con el cuaderno en blanco y la explicación que dan a sus padres es: «Papá, mamá, no pude copiar de la pizarra, la maestra borra muy rápido». Esto sin contar que en el receso comúnmente hay fallas en el proceso de abrir sus recipientes de comida, o la lonchera, verter el jugo sin derramarlo, desenvolver su comida (arepa, sándwich), no hay eficiente manejo de los cubiertos para a su vez manipular perfectamente el alimento sólido o líquido.

Todo esto puede ocurrirle a su hijo sin tan siquiera evaluar cuál es la condición del niño a nivel de Procesamiento Sensorial, es decir, si le da escalofríos el sonido de la tiza en el pizarrón porque tenga hipersensibilidad a algunos sonidos, o por ejemplo aquel niño que requiere que su madre retire de todas sus camisas las etiquetas porque no las tolera. Lo que trae como consecuencia que tenemos un estudiante con el cerebro ocupado en descifrar como canalizar la cantidad de estímulos que se encuentran en su medio ambiente, y cuyo cerebro no deja de advertir las malas sensaciones en su cuerpo que tampoco le permiten prestar atención a su clase, mucho menos al momento de asignar las tareas.

La Lic. Adriana Ramirez Directora del Centro para el Neurodesarrollo del niño Venezolano explica que el TDC se compone de un grupo heterogéneo de niños ya que no todos muestran los mismos signos, la misma intensidad y frecuencia así como el mismo nivel de afectación. Es por ello que hay que estudiar cada caso en particular el impacto en el desempeño académico y en las actividades de la vida diaria.

Señores padres, maestros, todos éstos síntomas no son fáciles de observar de forma temprana pero en la edad escolar si es posible hacer una advertencia donde la intervención seguramente se podrá realizar de forma efectiva-inmediata con el fin de optimizar los procesos escolares, sociales y que el niño tenga una excelente calidad de vida y lo que es más importante aún que su nivel de autoestima esté siempre por encima de lo esperado, jamás bajo.

Fuente de contenido e imagen: Lic. Rusdeiba Agelvis


Logo Terapias del desarrolloRusdeiba
 es una mamá muy especial de dos hermosos niños, que siempre está interesada en apoyar a familias de niños con problemas de desarrollo. Es Especialista en Atención Psicoeducativa del Autismo.

Si quieres contactarle, te invito a conocer su página www.terapiasdeldesarrollo.com, puedes solicitar información sobre sus servicios llamando por sus teléfonos (0212) 9523596 y (0212) 9536570.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.