Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Si tu bebé nació “Antes de tiempo” con seguridad te hiciste y te haces muchas preguntas:

  • ¿ Por qué nació prematuramente?
  • ¿ En que se falló? En que fallé?
  • ¿ Hubo algo que se pudo detectar y no se hizo?
  • ¿ Cómo ayudarlo?
  • ¿ Morirá? Quedara con lesiones?
  • ¿ Será normal?
  • ¿ Cuándo podrá irse a casa?

Cuando tu parto es pretérmino lidiarás con dudas, miedos y tantas indicaciones… pero con una adecuada orientación, el apoyo fuerte y constante del  equipo médico y  sobretodo de tu familia, podrán lograr exitosamente el milagro de la sobrevida y la calidad de vida de tu bebé, con una adecuada integración a la sociedad.

La mayoría de los partos prematuros ocurren de forma espontánea, sus causas más comunes incluyen embarazos múltiples, infecciones, enfermedades crónicas maternas, como diabetes e hipertensión arterial, edades maternas extremas como  la adolescencia, el tabaquismo y consumo de alcohol, estrés social, además de influencia genética, pero frecuentemente no se logra identificar la causa.

El embarazo planificado, deseado y bien controlado logra disminuir el parto prematuro; sin embargo, a pesar de las condiciones óptimas se presentan partos prematuros no evitables y éste debe atenderse siempre en una institución que asegure la adecuada  asistencia al bebé pretermito, pues, “la mejor incubadora es el útero materno”.

La aparición de nuevas tecnologías, innovaciones terapéuticas y la investigación continua,  ha permitido mejorar los Cuidados Neonatales, en especial, de éstos bebés prematuros mejorando la sobrevida,  calidad y pronóstico de vida.

Pero el bebé prematuro es inmaduro, uno de sus principales problemas es la dificultad respiratoria que presenta la mayoría, mientras más pequeño el bebé (menor edad de gestación  y peso al nacer) más frecuente y severa puede ser.  Esa situación generalmente será la causa de la necesidad de su ingreso a una Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN)  y de darle apoyo ventilatorio con el uso de la tecnología, así que probablemente requerirá estar conectado a un ventilador mecánico o CPAP y el uso de medicamentos (surfactante) que lo ayuden a superar este problema.

Habrás visto entonces a tu bebé ingresar en una UCIN, en una incubadora para evitar su enfriamiento; conectado a sistemas de monitoreo y catéteres,  para infusión de medicamentos, hidratación  y nutrición. Probablemente para ti significara la etapa más difícil de un largo camino de separación, en un ambiente “frio” y observarlo “lleno de cables” con exámenes frecuentes que ayudan a saber cuál es su estado de salud y cómo va evolucionando, escuchar términos que nunca habías oído e interactuar con el personal de salud y con otros padres hasta ahora no conocidos.

No solo sus pulmones son inmaduros, todos sus órganos lo son; así que existen una serie de problemas que puede atravesar tu bebé en su estancia hospitalaria.

El neonatólogo y un equipo multidisciplinario se ocupará de la atención integral durante la hospitalización, tratando siempre de integrar a la familia, sobre todo a los padres en el cuidado del bebé, promoviendo el contacto piel con piel lo más precoz posible, la lactancia materna y la preparación para reconocer señales de alarma y enseñarlos a actuar ante la presencia de ellas.  Además, ofrecerle una adecuada nutrición, cumplimiento del esquema de vacunación, seguimiento por la consulta neonatal, detección de problemas neurosensoriales y la incorporación a un programa de estimulación precoz.

El egreso de la UCIN a un área de cuidados intermedios o mínimos, implica pasos al frente en la superación de sus problemas. No todos los bebés prematuros tendrán problemas respiratorios, gran parte de ellos se tornarán amarillos (ictericia), algunos tienen problemas intestinales (como enterocolitis), otros cardíacos. Algunos pueden requerir el uso de transfusiones, muchos recibirán antibióticos, otros tendrán algún problema neurológico; así como otros solo requerirán vigilancia y recuperación de su estado nutricional y madurativo.

Fuente: Dra. Hermelinda Rodríguez Cariño

Hermelinda Rodríguez Cariño es Médico Cirujano egresada de la (UCLA), Especialista en Pediatría y Puericultura (UCLA), Especialista en Neonatología (UCV). Actualmente es Jefe de Servicio de Neonatología y del Departamento de Pediatría Médica del Hospital Universitario de Pediatría “Dr. Agustín Zubillaga” de Barquisimeto (Venezuela), además asesora del Programa de Prevención de  ROP Venezuela y es miembro de la Cadena de RCP neonatal.

Puedes seguir a la Dra. Hermelinda en redes sociales, en twitter le consigues por @hermerc

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.